Avisar de contenido inadecuado

Mitología egipcia

{
}

Antes de que existiese el aire, la tierra e incluso el cielo, había solamente agua: aguas turbulentas y efervescentes de las que surgió el primer dios: Ra. Ra se transformó en un nuevo elemento del cosmos: el Sol. Pero la soledad pronto comenzó a pesarle en el corazón y así, en comunión con su propia sombra, engendró una hija, Tefnut. Ésta también se convirtió en un nuevo elemento: la humedad. Shu, el otro hijo de Ra, se convirtió en el aire. Los hijos de Ra también engendraron sus propios hijos: Geb y Nut (la tierra y el cielo). En poco tiempo quedaba establecido un orden cosmológico completo. Pero con él llegaron desafíos inesperados.

Ra se vio forzado a luchar día tras día contra la serpiente Apofis para mantener el control sobre la atmósfera. Gracias a la ayuda de su hija y esposa Bastet (la diosa de los gatos y la fertilidad), Ra salía victorioso en la mayoría de las batallas. Pero los días en los que Apofis conseguía vencer a Ra, las tormentas y las inclemencias del tiempo dominaban. Esto no era más que el principio de todo aquello con lo que Ra habría de enfrentarse. En una ocasión, la frustración de reinar sobre una población humana siempre proclive a las quejas y la rebelión provocó que Ra, en un ataque de ira, se arrancase un ojo y lo lanzara a la tierra. El ojo se transformó en la diosa de la venganza Sekhmet, una fuerza con tal poder de destrucción contra la humanidad que el propio Ra, arrepentido, tuvo que tenderle una trampa para que regresara. Ra ordenó a sus siervos que produjesen cientos de miles de vasijas de cerveza. Luego la mezclaron con zumo de granada para que pareciera la sangre de las víctimas humanas e inundaron la tierra que rodeaba la morada de Sekhmet en la tierra.

Afortunadamente, el plan dio resultado. Cuando Sekhmet emergió de su morada para terminar de aniquilar a la humanidad, vio reflejada su propia imagen en el truculento lago bermellón. Al instante se enamoró de ella y se bebió el preparado, quedando pacíficamente dormida. La estratagema funcionó tan bien que finalmente la esposaron con Ptah (el mismísimo dios de la creación) y, más tarde, irónicamente, se transformó en Hathor, la diosa del amor y la celebración. Con todo, la responsabilidad sobre todo el cosmos empezaba a mermar la vitalidad de Ra. Conforme envejecía, empezó a buscar a alguien que asumiera sus obligaciones en la tierra. Éstas recayeron sobre Osiris, su bisnieto. Osiris (junto con Isis, Set y Neftis) había sido engendrado a través de la unión de Geb y Nut. Pero cuando Ra delegó el dominio del mundo a Osiris, surgió la primera rivalidad entre hermanos en la historia del cosmos. Esta rivalidad no tendría parangón. Osiris había sido un dictador benevolente y bajo su mando Egipto se convirtió en una nación civilizada. Pero su hermano Set (el dios del caos y las tormentas) sintió celos del favoritismo por Osiris y le quitó la vida. Construyó un elaborado arcón y organizó una fiesta. En el transcurso ésta les dijo a sus hijos que aquel que entrara en el arcón podría quedárselo para siempre. Lo cierto es que había construido el bello ataúd pensando solamente en uno de ellos: Osiris. Cuando Osiris se introdujo en el arcón, Set lo cerró herméticamente y sus conspiradores lo mandaron Nilo abajo con la esperanza de no volverlo a ver jamás. Así, Osiris fue el primer dios de la historia en morir y convertirse, de este modo, en el primer dios del Inframundo. Cuando Neftis le contó lo ocurrido a su hermana Isis, ésta quedó consternada de dolor, puesto que Osiris era su esposo además de su hermano. Isis encontró el cuerpo e incluso consiguió resucitar a Osiris. Juntos tuvieron un hijo: Horus. Pero Set pronto descubrió lo que había pasado y, enfurecido, descuartizó a Osiris en 14 partes y las esparció por todo Egipto para que ni siquiera Isis pudiese unirlas de nuevo. Anubis, el inventor del embalsamamiento e hijo de Osiris, dirigió el entierro en la gran pirámide. Ahora Set dominaba el mundo y, dada su proclividad al caos y las tormentas, estaba a punto de deshacer las buenas obras de Osiris. Se decía incluso que Set conspiraba contra Ra, su padre.

En respuesta, Ra y Horus movilizaron a un vasto ejército para derrocar a Set. Consiguieron el apoyo de Thot, el dios de la sabiduría y la verdad, y éste transformó a Horus en un disco solar tan incandescente que confundió a los ejércitos de Set, que acabaron aniquilándose entre ellos. Pero no hubo manera de encontrar a Set. Se había escondido muy lejos, donde podría movilizar a otro ejército con el que derrotar a Ra y Horus. Sin embargo, su final sería muy distinto. Tras ganar la batalla, Horus desmembró a Set de la misma forma que éste había hecho con su padre. De este modo, Horus se convirtió en el señor de la tierra y estableció el precedente para los faraones que vendrían después.

DIOSES PRINCIPALES EGIPCIOS

ANUBIS:

Solía representarse mediante la cabeza de un chacal o como un perro negro,  y se le asociaba con los ritos funerarios. Su madre, Neftis, engañó a Osiris, que entonces ostentaba el poder en Egipto, para que le diera un hijo, ya que ésta no había concebido ninguno de su vil marido Set. Cuando Set derrocó a Osiris, el infante Anubis fue ocultado en las ciénagas del Nilo para protegerlo de la ira de Set. Allí lo encontró Isis y lo adoptó. Cuando Osiris decidió partir hacia occidente para gobernar el Inframundo, Anubis llevó a cabo el embalsamamiento con la ayuda de la magia de Isis. Antes del alzamiento de Osiris como gobernador del Inframundo, Anubis había sido uno de los guardianes principales de los muertos. Anubis siguió actuando como guardián bajo el dominio de Osiris, acompañando a los muertos hasta el tribunal y ayudándolos a pesar sus almas.

BASTET:

Hija de Ra. Bastet era la diosa del gato, animal sagrado en el Antiguo Egipto. A menudo se le asociaba con la luna, quizás, porque los ojos del gato brillan a la luz de ésta. Una necrópolis especial situada en su centro de culto, Bubastis, albergaba una cantidad ingente de gatos momificados. Bastet y Sekhmet, diosa con cabeza de león, consiguieron matar juntas a la gran serpiente Apofis, que intentó engullir a Ra y sumir el mundo en las tinieblas.

HATHOR:

Diosa del cielo y la fertilidad. Hathor era representada mediante una vaca, una mujer con cabeza de vaca, o bien como una mujer con un tocado con cuernos de vaca y un disco solar. Según algunas leyendas, pudo haber sido una hija de Ra, que le servía de guía. En otras leyendas, en cambio, ella y Sekhmet eran consideradas la misma diosa. Hathor era conocida como la diosa del amor y se le asociaba a fiestas con música y bailes. La adoración a Hathor se extendió a otras culturas cercanas, aunque se le cambió el nombre.

 

 

HORUS:

Hijo místico de Isis y Osiris. Fue criado en secreto en las ciénagas del Nilo para que Set (que había matado a su padre, Osiris) no lo descubriera. De adulto, quiso vengar a su padre y mató a Set. Tras una larga lucha que le costó un ojo, consiguió vencer y obtuvo como recompensa el dominio de Egipto. Dio el ojo perdido a Osiris y se puso una serpiente en la cabeza en lugar del ojo; a partir de ese momento, todos los faraones llevaron esa serpiente como símbolo de autoridad y de su capacidad para verlo y saberlo todo.

"¡Horus, toro bravo, de corazón fuerte como hijo de Nut que eres, rey victorioso! / Él establece las fronteras a su antojo allá donde se encuentre. / Él invierte el tiempo de arado en Egipto. / Puso a sus pies las tierras del pueblo de Dios/ cuando derribó sus árboles/ y destruyó sus ciudades..."

estela de piedra situada en el fuerte de Qasr Ibrim, a orillas del Nilo.

ISIS:

Isis (gran diosa madre de Egipto) es la hija de Geb, dios de la tierra, y de Nut, diosa del cielo. Cuando Osiris, su hermano y marido, heredó el dominio de Egipto, ésta trabajó junto a él para llevar la civilización al Valle del Nilo. Enseñaba a hacer prendas de vestir y a curar a los enfermos. Fue ella quien instituyó el concepto del matrimonio. Gobernó Egipto sabiamente mientras Osiris se dedicaba a viajar por el mundo extendiendo la civilización. Isis fue capaz de resucitar a Osiris después de que Set lo asesinara y desmembrara. Ayudó a embalsamar a Osiris y a prepararlo para su viaje a su nuevo reino en la tierra de los muertos. De este modo, participó Isis en la creación de los rituales egipcios de enterramiento. Ocultó al hijo que le dio Osiris, Horus, hasta que este último pudo vengarse en una larga contienda en la que Set vio su final. La magia de Isis era una ayuda poderosa que lograba obtener juicios favorables de Osiris. Sus poderes mágicos mejoraron cuantiosamente cuando, aprovechando la enfermedad de Ra, Isis lo engañó para que le revelara su nombre y, de este modo, pudo acceder a algunos de sus poderes. A menudo es representada amamantando a su hijo Horus.

NEFTIS:

Neftis dijo a Osiris Ani, cuya palabra es la verdad: "Te rodeo para protegerte, oh, hermano Osiris. He venido para hacer de protector tuyo. Mi fuerza estará junto a ti, mi fuerza te acompañará, para siempre. Ra ha escuchado tu clamor y los dioses han hecho que tu palabra sea verdad. Te has alzado. Tu palabra es verdad respecto a lo que has sufrido. Ptah derrocó a tus enemigos y tú, a Horus, hijo de Hathor".

  • n Papiro de Ani

OSIRIS:

Tras heredar el mando de Egipto después de que abdicara su padre, Osiris enseñó a sus súbditos cómo construir herramientas, cultivar cereales, elaborar cerveza y hacer música. Llevó la civilización al Valle del Nilo mediante el establecimiento de las leyes y la religión. Provocó los celos de su hermano Set, el cual lo apresó, exilió, asesinó y descuartizó. A pesar de todo, Isis, la esposa de Osiris, fue capaz de reconstruir la mayor parte de su cuerpo y de resucitarlo. Osiris declinó la posibilidad de gobernar Egipto de nuevo y prefirió marchar a occidente, a la tierra de los muertos. Isis lo embalsamó a fin de que estuviera preparado para el viaje y para su nueva vida. Tras su muerte, Isis fue con Osiris y en el juicio se determinó si debían entrar en el Inframundo, donde sus almas estarían a salvo para siempre. Se pesó el corazón de cada suplicante en la balanza para comprobar si era más ligero que la pluma de la verdad. El juicio final pudo haber estado influido por la magia o por las ofrendas llevadas al templo. La promesa de la vida eterna era un poderoso aliciente, razón por la que Osiris contó con numerosos seguidores. Osiris suele aparecer representado envuelto en ropas de embalsamamiento.

PTAH:

El centro de culto de Ptah se encontraba en Menfis, una de las primeras ciudades del Antiguo Egipto. Numerosas dinastías establecieron su capital allí, de modo que fue ganando cada vez más prestigio. Solía representarse como una momia con la cabeza afeitada portando un cetro o trabajando con distintas herramientas. En sus orígenes, pudo haber sido un dios de la fertilidad y, durante un tiempo, fue considerado el creador de todos los dioses y prácticas religiosas. A medida que otros cultos y dioses ganaban en importancia, él se convirtió en el protector de las artes y oficios, dando forma a todas las cosas.

RA:

Como una de las primeras y mejores culturas agrícolas de la Tierra, los antiguos egipcios, dieron al dios del sol, Ra, la supremacía, pues reconocían la importancia de la luz solar para la obtención de alimentos. Los faraones de Egipto creían que eran descendientes de Ra.

A los egipcios les apasionaba la salida de Ra, su tránsito por las alturas, y su puesta. Al amanecer, lo veían como a un niño recién nacido que brotara del cielo o de una vaca celestial. A mediodía, se pensaba que Ra era un ave voladora o un barco de vela. Durante el crepúsculo, lo comparaban con un anciano que descendía a la tierra de los muertos. Durante la noche, Ra zarpaba rumbo al Este a través del Inframundo y se preparaba para el ascenso del día siguiente. En el trayecto, debía combatir con Apofis, o intentar evadirlo. Apofis era la gran serpiente del Inframundo que intentaba devorarlo. Parte de la adoración a Ra consistía en hacer magia que lo protegiera en su batalla nocturna con Apofis y, de este modo, asegurar el retorno del sol.

Posteriormente, en el Antiguo Egipto, Ra perdió importancia al verse obligado a revelar a Isis su nombre, ya que le permitió el acceso a algunos de sus poderes mágicos. A pesar del ascenso de otros dioses en algunas culturas, la adoración al sol siguió teniendo una importancia suprema en el Antiguo Egipto. A menudo, Ra se unía a otras deidades para aumentar el prestigio de éstas, por ejemplo, Ra-Atón o Amón-Ra.

SEKHMET:

Esposa leoncéfala de Ptah, cuyo nombre significa "poderosa". Era la diosa de la guerra y del calor del desierto. Llegó a ser muy importante durante el segundo milenio a. C., cuando Egipto era considerada una potencia mundial y libraba numerosas batallas con el propósito de extender sus dominios. Los egipcios de aquella época aceptaron con entusiasmo a una diosa que era una cazadora feroz. Junto con Bastet, la diosa de los gatos, Sekhmet destruyó a Apofis, la serpiente del Inframundo que intentó tragarse a Ra. Cuenta una leyenda que fue enviada a emprender una guerra contra aquellos que pensaban que el poder de Ra se estaba debilitando. Causó tal desolación, que Ra tuvo que engañarla para que se bebiera un lago de lo que parecía ser sangre; en realidad, se trataba de cerveza teñida con zumo de granada. Sekhmet se intoxicó y la humanidad quedó a salvo.

SET:

Set, el hermano de Osiris (dios que llevó la civilización a Egipto), fue un dios de tormentas en el Alto Egipto. Set estaba celoso de Osiris e intentó por todos los medios acabar con él. Set consiguió, mediante engaños, encerrar a Osiris en un ataúd y ocultarlo en Oriente Próximo. Cuando Isis recuperó al moribundo Osiris, Set, lleno de furia, lo mató, lo descuartizó y esparció los pedazos. Con sus acciones se granjeó la enemistad del resto de los dioses; aun así, él sentía que su poder era indestructible. Horus, el hijo de Isis y de Osiris, finalmente mató a Set, el cual acabó siendo identificado como un dios maligno.

Set está estrechamente asociado a animales como el perro, el cocodrilo o el escorpión. Él es el dios del caos, del desierto y de las tierras extranjeras. En el Libro de los muertos, a Set se le denomina "Señor de los Cielos del Norte" y es el responsable de las tormentas y del tiempo nublado. La historia del largo conflicto entre Set y Horus es considerada por algunos como un reflejo de la prolongada lucha entre cultos que tuvo lugar en Egipto. El culto ganador pudo haber retratado al dios del culto enemigo como un dios maligno.

THOT:

Patrón del aprendizaje y la invención. Thot era el dios principal de la ciudad de Khmun y un escriba divino. Fue un fiel defensor y partidario de Osiris. Lo defendió de las acusaciones de Set y ayudó a Isis a resucitarlo como señor del Inframundo. También colaboró para esconder a Horus de Set hasta que el primero alcanzó la edad adulta. Más adelante, volvió a apoyar a Horus para que recuperara su herencia. Luego, ayudó a Osiris a consignar los hechos pasados de todos los que querían entrar en el Inframundo. Thot leía los platillos de la balanza cuando se pesaban los corazones de los que querían entrar en el Inframundo para comprobar si eran más ligeros que la pluma de la verdad. La importancia de Thot fue creciendo a medida que la gente lo solicitaba para probar su inocencia en el momento del juicio. Los sacerdotes de Thot acrecentaron su reputación como mago y afirmaron que tenía acceso a hechizos que le permitían dominar el mundo natural e incluso a los dioses. Solía ser representado con cabeza de ibis o de babuino.

"De inmediato vendrá Thot, provisto de un sinfín de palabras poderosas, y liberará las cadenas, incluso las del dios Set que envuelven mi boca." Del Papiro de Ani

{
}

Álbum de fotos de Mitología egipcia

4 de 9

Ver fotos de Mitología egipcia

{
}

Comentarios Mitología egipcia

ola a mi me gusta muxo sobre la mitologia y quiero esa imagen de set q aparece en Age of Mythology y no sale
marcelo marcelo 21/09/2010 a las 02:29
me loque en el comentario gracias xD
marcelo cruz sipan marcelo cruz sipan 21/09/2010 a las 02:30
me encanta esta información sobre mitologia y las fotos son una pasada
amara amara 26/09/2010 a las 03:29

Deja tu comentario Mitología egipcia

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre