Avisar de contenido inadecuado

Mitología nórdica

{
}

En el principio de los tiempos, según la leyenda nórdica, no había más que fuego y agua. Poco a poco estas fuerzas forjaron dos seres: el gigante Ymiry la vaca Audhumla. Audhumla se alimentaba lamiendo el hielo salado, mientras que Ymir subsistía de la leche de Audhumla. Con el tiempo, el incesante lamer de la vaca liberó del hielo a otra criatura: el dios Bor. Borengendró otros muchos dioses, pero ninguno de ellos tan importante como Odín. Odín se convirtió en el señor de todos los dioses nórdicos, así como en la personificación de todo el conocimiento. Para ello, le ofreció el ojo derecho a un gigante llamado Mimir a cambio de que le dejase acceder a las fuentes de la sabiduría. Más tarde, cuando Mimir resultó decapitado en la batalla, Odín untó el cráneo con hierbas para devolverle la vida. Desde entonces conservó la cabeza de Mimir a su lado como fuente de inestimable consejo.

 

Aunque Odín engendró muchos hijos, fue a través de su matrimonio con la diosa Friga como se produjo la mayor diversidad de dioses: desde el elocuente Bragi (dios de la poesía) hasta el más poderoso de todas las deidades nórdicas, Thor, el dios del trueno. Thor nunca tuvo miedo en la batalla, gracias en gran medida al arma que había elegido: un martillo asombrosamente poderoso al que llamó Miolnir. Una vez lanzado, Miolnir siempre volvía a las manos de Thor, no sin antes despedir impresionantes relámpagos por los cielos del norte. Cuando Thyrm, el rey de todos los gigantes en la remota tierra de Jotunheim, oyó hablar del martillo, quiso apoderarse de él. Pero la venganza por haber querido robarle el martillo a Thor llegaría sin demora ni compasión. Thyrm había pedido como rescate por el martillo a la diosa Freya, la madre de Thor. Thor montó en cólera, pero Heimdall, el guardián del Puente del arco iris y poseedor de los sentidos más agudos entre todos los dioses, ideó un plan: Thor se vestiría de mujer para ir a Jotunheim, la tierra de los gigantes, donde convencería a Thyrm de que él era Freya. Al principio Thor se negó, pero finalmente se puso uno de los vestidos de Freya y partió hacia Jotunheim. Cuando el complacido Thyrm le dio el martillo a cambio de la mujer que él pensaba que era Freya, Thor lo blandió con tal fuerza que acabó con el gigante de un solo golpe. Nadie se atrevió jamás a hacerle algo semejante a Thor. Aunque implacable en la batalla, Thor era un guerrero protector que había heredado su condición de dios guerrero de Tyr (el más heroico y benevolente de todos los dioses de guerra nórdicos). La ira de Thor era terrible y absoluta, pero siempre iba dirigida a aquellos que resultaban una amenaza para la humanidad o los dioses. Balder, por otra parte, no podía ser un hijo de Odín más diferente a Thor. Templado y amable, se le consideró el dios de la belleza y la sabiduría. Sin embargo, continuamente se veía asaltado por tantas pesadillas y temores a la muerte que su madre, la diosa Friga, hizo jurar a todas las criaturas de la tierra que nunca le harían daño. Pero Friga olvidó pedírselo a la pequeña e insignificante planta del muérdago, la que supondría el final de Balder.

La historia cuenta que el dios Loki construyó un arco de muérdago y engañó al hermano de Balder (Hod, el dios de la guerra ciego) para que lo asesinase. Por ello, Loki fue castigado a permanecer debajo de una serpiente gigante que le destilaría ácido en el rostro. El dolor era tan intenso que los estremecimientos de Loki movieron la tierra, creando así los terremotos. Mientras tanto, Friga le pidió a Hela, la hija de Loki y diosa de los infiernos, que le devolviese la vida a Balder. Hela declaró que, en primer lugar, todos y cada uno de los seres de la tierra deberían derramar lágrimas por la muerte de Balder, al igual que Friga les había pedido anteriormente que lo protegiesen.

Ciertamente era posible. Después de todo, Balder era un dios conocido por todos... Skadi, la diosa del invierno, tuvo que unirse en infeliz matrimonio con otro dios mientras intentaba conquistar a Balder. A pesar de su popularidad, la declaración que Hela había pedido nunca tuvo lugar. Aun así, Balder tuvo un hijo, Forseti, el dios de la justicia. Desde las laboriosamente decoradas salas de su palacio de oro y plata, Forseti resolvía todas las disputas y, así, mantuvo viva la leyenda de Balder, su amado padre. Los dioses nórdicos estaban destinados a sufrir su destrucción el día de Ragnarok en la batalla contra los gigantes, sus perpetuos enemigos.

BALDER:

Hijo de Odín y de Friga, y padre de Forseti. Balder extendía la buena voluntad y la paz allá a donde fuera, motivo por el que se convirtió en uno de los dioses más queridos. Su popularidad y bondad innata causaron la ira de Loki, que siempre andaba maquinando. Las pesadillas, signo de muerte inminente, atormentaban a Balder, razón por la que los dioses empezaron a preocuparse. Después de muchas dificultades, Odín determinó el destino de Balder y tomó las medidas necesarias para evitarlo. Sin embargo, Loki se interpuso y Balder murió por culpa de una rama de muérdago que fue arrojada por su hermano ciego Hoder, tal y como había sido pronosticado. Loki frustró todos los intentos de rescatar a Balder de Hela. De todas formas, se confiaba en que Balder regresaría al mundo, después de una enorme catástrofe, y gobernaría un mundo rejuvenecido.

BRAGI:

Hijo de Odín y una gigante. Bragi era el dios de la poesía y la elocuencia. A menudo se le retrataba como un viejo barbudo que tocaba el arpa. Tras la muerte de Balder, se dirigió a Loki con franqueza para decirle que no era bienvenido en Asgard. Enfurecido, Loki lo llamó "fanfarrón". Entonces Bragi amenazó con retorcerle el pescuezo para poner fin a sus mentiras. Loki abandonó Asgard, profetizando que todos los dioses acabarían cayendo. Bragi se considera una adición tardía al panteón nórdico-germánico, posiblemente motivada por la necesidad de reconocer al reciente y elevado estatus de sabios hombres que ejercían como bardos y poetas y que tenían como misión transmitir el conocimiento y la verdad. Los juramentos solemnes se realizaban a menudo sobre la Copa de Bragi.

FORSETI:

Hijo de Balder. Era el dios de la justicia y un puntal para la paz. Se sentaba en su salón y allí administraba justicia y solventaba las disputas tanto de los dioses como de los hombres. Cuentan las leyendas que siempre lograba que las partes en conflicto llegaran a un acuerdo y que todos consideraban justos los juicios que él emitía.

FREYA:

Hija de Niord, la diosa del mar. Freya era la diosa del amor y de la lujuria. Su imagen correspondía a la de una mujer de ojos azules y de voluptuosa figura. Cuenta la leyenda que se pasó la vida buscando en los cielos y en la tierra a Odur, su marido perdido, mientras derramaba lágrimas que se convertían en oro al caer en la tierra, y en ámbar en el mar. (Odur pudo haber sido Odín). En la tradición germánica, Freya y las otras dos diosas de los Vanir (diosas de la fertilidad) se trasladaron a Asgard, donde convivieron con los Aesir (dioses de la guerra) como prueba de amistad tras una guerra. Llevaba un collar llamado Brisingamen, un tesoro de enorme valor y belleza que obtuvo al dormir con los cuatro enanos que lo fabricaron. También compartió la mitad de los muertos de guerra con Odín. Una mitad se fue con él a Valhalla y la otra mitad se fue con Freya a vivir en su gran palacio.

HEIMDALL:

Conocido como el dios blanco, se sentaba junto a la entrada del puente del arco iris para vigilar que no entrara ningún gigante o monstruo en la fortaleza de los dioses. Necesitaba muy pocas horas de sueño y su capacidad de percepción era tan grande que podía oír el sonido del césped brotando de la tierra o el de la lana creciendo del lomo de una oveja. Cuentan las leyendas que podía ver a cien millas a su alrededor. Llevaba un cuerno llamado Gjallar, con el cual podría avisar a los dioses cuando comenzara el Ragnarok. Durante el Ragnarok, él fue el último en caer en un combate cuerpo a cuerpo con Loki.

HELA:

Hija de Loki y de una gigante de la escarcha. Hela fue desterrada por Odín al infierno, donde gobernó sobre los muertos por enfermedad, por vejez y por pena de muerte. Su poder era tal que podía desafiar a otros dioses, incluido Odín. Se decía que tenía el torso y la cara de una mujer viva, pero las piernas de un cadáver. Su trono era conocido como el lecho de los enfermos.

LOKI:

Sus trucos iban siendo cada vez más desagradables y malignos, y alcanzaron el punto culminante cuando ocasionó la muerte de Balder, el hijo de Odín. En un gran banquete, atormentó e insultó a los dioses, los cuales empezaron a perseguirlo. Loki consiguió escapar temporalmente transformándose en salmón; no obstante, no pudo escapar a los ojos de Odín, que todo lo ven, y fue atado en una cueva oscura. Del primer matrimonio de Loki con una gigante nacieron tres criaturas temibles y perversas: el lobo Fenrir, la gran serpiente Jormungand y Hela, la diosa parcialmente descompuesta del Inframundo. De su segundo matrimonio tuvo dos hijos, Vali y Narfi. Cuando Loki fue encarcelado, Vali se transformó en un lobo y mató a Narfi. Los intestinos del hombre muerto se utilizaron para atar a Loki en la cueva bajo la boca de la serpiente gigante, de la que goteaba veneno, y allí esperó el Ragnarok. Loki fue destinado a liderar el ejército del mal en la batalla final con los dioses, en la que finalmente murió a manos de Heimdall.

Ver imagen en tamaño completo.

NIORD:

Uno de los Vanir o dioses de la fertilidad. Eligió vivir en Asgard junto con los Aesir cuando ambas facciones hicieron la paz. Niord era un dios del mar, por lo que aquellos que lo adoraban, conseguían viajes seguros en el mar, además de hijos y buena fortuna en la tierra. Era percibido como un espíritu noble y anciano capaz de calmar las aguas, que a menudo eran embravecidas por Aegir, dios bastante más tempestuoso. Se dice que a Niord le encantaban las zonas litorales habitadas por gaviotas, cisnes y otras aves que consideraba sagradas. Era popular entre los pescadores y se creía que ayudaba a los barcos en peligro. Él era el responsable de las tormentas veraniegas. Skadi eligió a Niord como marido por sus hermosos pies.

 

ODIN:

Odín, el principal y más antiguo de los dioses nórdicos, fue elevado a prominencia en el panteón por su amor a la batalla. De este modo se ganó la popularidad entre los vikingos cuando empezaron a invadir Escandinavia. En Valhalla, su gran fortaleza palaciega, reunía a todos los caídos en combate. Eran los einheriars (muertos heroicos), guerreros que Odín escogía para ayudar a los dioses en su batalla final contra los gigantes en el Ragnarok.

Aunque Odín no era un guerrero, servía de inspiración a los guerreros y los llenaba de furia asesina en la batalla, despojándolos del dolor y del miedo. Ofrendar ahorcados como sacrificio formaba parte de la adoración a Odín; de hecho, se consideraba que ahorcarse era una vía rápida para llegar al Valhalla. Los jarls y otros sectores de la nobleza nórdica tenían un gran respeto hacia Odín; la gente corriente, en cambio, le temía y prefería adorar a Thor. Odín también era el dios de la sabiduría. Arrojó uno de sus ojos a la fuente de Mimir a cambio de saciar su sed de conocimiento. Se colgó del árbol cósmico, Yggdrasil, para obtener el conocimiento de los muertos y, luego, fue devuelto a la vida mediante magia. Sus dos cuervos recorrían el mundo y lo mantenían informado de todo lo que pasaba. Odín encontró su muerte en el Ragnarok cuando se enfrentaba a Fenrir, el lobo engendrado por Loki. La adoración a Odín fue disminuyendo a medida que los vikingos dejaron de invadir para perseguir objetivos más pacíficos. Los anglosajones le pusieron su nombre (Woden) al cuarto día de su semana, el miércoles (Wednesday).

"Odín da a sus dos lobos, Geri y Freki, toda la carne que le es ofrendada, pues él mismo no tiene necesidad de alimento. El hidromiel le sirve a la vez de comida y bebida." Glyfaginning 39

SKADI:

Diosa del invierno y cazadora con arco. El nombre de Escandinavia proviene de ella. Era hija del gigante Thiazi. Cuando los dioses mataron a Thiazi, Skadi marchó a Asgard en busca de venganza. Temeroso de enfrentarse con la diosa del invierno, el dios de Asgard le ofreció colocar los ojos de su padre en el cielo, como estrellas, y le ofreció desposar a un dios. La única condición impuesta fue que debía elegir compañero con sólo ver los pies de los candidatos.

Ella esperaba elegir a Balder, pero erró el tino y escogió a Niord, un dios del mar. No estaban hechos el uno para el otro y, finalmente, se separaron. Hay quien afirma que se casó con Uller, dios de los patines de nieve y el tiro con arco. Otros cuentan que dio a Odín varios hijos.

THOR:

Thor, el dios del trueno, era hijo de Odín y de Fjorgyn, la diosa de la tierra. Era bastante grueso para ser un dios, inmensamente fuerte y tenía un apetito insaciable (en una única comida podía comerse una vaca entera). Le encantaban las competiciones de fuerza y, de todos los dioses, era el principal campeón contra sus enemigos, los gigantes de la escarcha. Era adorado por aquellos granjeros que apreciaban su honestidad y sencillez y que sentían repugnancia por el mal. Los que tenían un espíritu más invasor, en cambio, se sentían más atraídos por Odín. El arma de Thor era un martillo de guerra mágico (lanzaba rayos) con una enorme cabeza y un mango corto que nunca erraba su objetivo. Llevaba un guantelete de hierro mágico para sujetar el mango incandescente del martillo. También tenía un cinturón que, al ajustárselo, duplicaba su fuerza.

A Thor le agradaba la compañía de Loki, a pesar de la propensión de este último a meterse en problemas. Las historias de sus aventuras juntos componen algunos de los episodios más ricos de la mitología nórdica. En el panteón nórdico, Thor era el destructor del mal. En el Ragnarok, aparecía alineado frente a su amigo Loki, que se había pasado al lado de los gigantes malvados de la escarcha. Thor estaba destinado a matar a la tétrica serpiente Jormungand, engendrada por Loki, pero murió en la lucha. Los anglosajones le pusieron su nombre (Thor) al quinto día de su semana, el jueves (Thursday).

TYR:

Hijo de Odín y Friga. Tyr era el dios de la guerra y era conocido por su fuerza y coraje. Al igual que Odín, le eran ofrendados sacrificios de hombres ahorcados. Su historia está unida a la de Fenrir, el hijo lobo de Loki. A Tyr le fue asignada la difícil tarea de alimentar a Fenrir, hasta que Odín se percató de que Fenrir se estaba haciendo cada vez más poderoso y peligroso. Los dioses decidieron entonces encadenarlo en el Inframundo para que no pueda hacer daño a nadie. Para convencerlo de que una cadena mágica alrededor de su cuello no le haría ningún daño, Tyr tuvo que meter su mano derecha en la boca del lobo. En cuanto Fenrir se dio cuenta de que la cadena era indestructible, le arrancó la mano de un mordisco. La pérdida de su mano supuso una humillación a los ojos de los otros dioses, los cuales se mofaron de su dolor. Fue destinado a luchar contra el gran sabueso Garm, perro que vigilaba las puertas de Hela durante el Ragnarok. En este último enfrentamiento, Garm se abalanzó al cuello de Tyr y ambos murieron en la lucha. El dios Tyr fue suplicado antes de la batalla y su runa fue grabada en las espadas. Tyr tal vez fue el dios principal en los primeros panteones nórdicos; sin embargo, fue perdiendo importancia a medida que la adoración a Odín aumentaba. Los anglosajones lo llamaban Tiw y dieron su nombre a su tercer día de la semana, el martes (Tuesday).

{
}

Álbum de fotos de Mitología nórdica

4 de 6

Ver fotos de Mitología nórdica

{
}

Comentarios Mitología nórdica

gracias por esto me ayudo mucho y lo visitare con frecuencia por cualquier duda que tenga. gracias de nuevo quedo muy bien
francisco francisco 10/08/2010 a las 17:48
Fuente: Age Of Mythology
Francisco Francisco 12/06/2011 a las 00:57
siii lo que dice aqui es identico a las descripciones q da age of mithology de los dioses nordicos, me gusta la mitologia politeista es buena y tiene muchas historias distintas.
Javi Javi 27/08/2011 a las 17:19
queria saber si alguien tiene imajenes de valkirias nordicas como las de la pelicula max paine para un tatoo gracias!!!
Anónimo Anónimo 08/08/2012 a las 02:58

Deja tu comentario Mitología nórdica

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre